NO SOY YO -TILLIE COLE | RESEÑA



Hace años, dos niños de mundos diferentes conectaron de una forma única que les cambiaría la vida para siempre.
Salome no conoce nada más allá de los límites de la comuna del profeta David, pero después de un terrible suceso, no puede aguantar más y decide arriesgarlo todo para escapar a un mundo desconocido y oscuro para ella.
Styx ha nacido para vestir el cuero. Presidente de los Verdugos, uno de los clubs de moteros más infames del país, vive rodeado de violencia, sexo, drogas y motos, y no busca nada más en la vida. Hasta que un día, aparece en su puerta una mujer al borde de la muerte. Una mujer que le resulta extrañamente familiar.


Empecé este libro con muchas ganas, pero poco a poco me iba poniendo más nerviosa , ¿que por qué? Resumiendo: me pareció un libro que para todo el "machismo" que incluía en la trama, en general dejaba mucho que desear. Quiero decir, ya que me estoy tragando unos personajes y comentarios machistas, pues al menos que la trama merezca la pena, ¿no? Pues no.
Y todo eso lo digo yo, que no me quejo por ese tipo de cosas y que soy de las que le gustan las relaciones de amor tóxicas a lo After o Maravilloso Desastre.

Pero ¿en serio es necesario llamar "zorras" a las chicas TODO EL RATO? Puedo llegar a entender que se lo digan a las chicas del bar, porque están ahí básicamente para acostarse con ellos y puede llegar a estar justificado por el contexto y demás, pero ¿a todas?

La protagonista, Mae, escapa de una secta donde la humillaban, maltrataban, violaban etc, y consigue escapar y llegar al club de moteros donde está Styx (su supuesto principe encantado del que se enamorará perdidamente). Esta idea puede sonar muy bien: secta y club de moteros, parece una buena combinación para una trama. Así que piensas...la autora tiene bastante que sacar, ¿no? Pues para mi gusto se ha quedado corta a la hora de profundizar, sobre todo en las escenas de Mae en la secta. Sí, ha descrito como era y alguna que otra escena, pero le ha faltado esa sensación de agobio, malestar y tristeza que estoy segura que Mae sentía.

Y luego, en el club de moteros las chicas que estaban con alguno de ellos tenían que llevar un chaleco que ponía "Propiedad de (nombre del chico en cuestión)" ¿PERDÓN? Una cosa es que le digas a tu pareja "eres mía/o" en algún momento determinado. Hasta ahí todo okey, no me quejo (porque para mi gusto eso no tiene nada de malo, pero ahí ya entramos en otro debate)...pero ¿eso de "Propiedad de" y bien marcado en la espalda?, ¿qué somos, vacas? Y si se lo quieren poner, ¿por qué no se lo ponen los dos?, eso ya no me molestaría.  Pero del otro modo solo fomentan a la mujer como objeto (ya que puede ser propiedad de alguien), pero los chicos no. 

En fin, no tengo mucho más que añadir. El libro en sí tampoco ha estado mal. Lo venden como erótico y tampoco es que haya muchas escenas eróticas...y si te paras a pensar lo que estás leyendo es posible que en algún momento te pongas un tanto nerviosa. Lo único que tiene de bueno es que se le rápido y engancha. Para mi gusto, al final resluta ser una historia que intenta aportar algo nuevo al género pero que no lo consigue. 

(aunque 2,75 más bien) 
 


INSTAGRAM: BOOKSTAGRAM | PERSONAL
 

4 comentarios:

  1. Mira que era un libro que aparentemente me llamaba la atención, buena portada, buena sinopsis, pero no me gusta nada lo que cuentas de los apelativos.
    Creo que se puede hacer una buena historia sin tener que tirar por tierra a las mujeres. Aunque como soy masoca igual lo leo, y así comparamos opiniones.
    ¡Felices lecturas!
    Ali - Entrelibrosycoletas

    ResponderEliminar
  2. Coincido en que engancha pero hay muchas cosas que me molestaron al igual que a ti y el lenguaje empleado es una de ellas. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Si el único punto positivo que tiene es que se lee rápido, entonces no creo que merezca la pena. No parece que tenga mucha chicha esta historia.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Coincido con el comentario de Mary-Chan.
    Lo del chaleco con lo ''propiedad de...'' me recordó a la remera que usaban las chicas en la serie noruega Skam, no sé si la viste.
    Muchas gracias por tu sincera opinión. :)
    Por cierto, me gustan las fotos con las que acompañas tus entradas, son bonitas. *-*
    Te comenzamos a seguir. ¡Saludos y espero que tengas un genial fin de semana!♥

    ResponderEliminar